• Estudio CKS

10 mejores prácticas para crear un Negocio desde cero


¿Alguna vez has tenido la sensación de que estás a punto de tomar una decisión que podría cambiarte la vida para siempre? Sí, ¿eh? Bien, decidir lanzar un nuevo negocio propio entra en esa categoría.

Las pequeñas empresas representan el 99,8% de todos los negocios en España y el 99% en Latino América. Sorprendente pero cierto. Así que si estás pensando en comenzar un negocio, definitivamente no estás solo. Además, gracias a que vivimos en la era digital, hoy es mucho más fácil lanzar tu propio negocio – el conocimiento útil y gran cantidad de herramientas online gratuitas (o a precios moderados) nunca han sido tan accesibles.

Dicho esto, cuanto menos barreras encuentras para crear un negocio, mayor es a competencia. Como emprendedor debes preguntarte constantemente cómo hacer para diferenciar tu negocio de los demás. La respuesta es simple: tienes que planificar y pensar en el futuro. De esa forma, cuando llegue el momento, sabrás exactamente qué, cuándo y cómo hacer bien las cosas.

A modo de ayuda, hemos elaborado para ti una lista con las que consideramos las mejores prácticas para lanzar tu nueva aventura empresarial de manera segura y exitosa:

01. Hazte las preguntas correctas


Comenzar tu propio negocio es una decisión maravillosa pero tienes que asegurarte de que vale la pena invertir tu tiempo y muy probablemente también parte de tu dinero. Esta es una sencilla lista de preguntas para ayudarte a evaluar los pasos a tomar:

  • ¿Estás suficientemente motivado? Vas a pasar muchas horas trabajando en ese algo especial, así que lo mejor es que lo disfrutes.

  • ¿Has tenido en cuenta el aspecto técnico? Dependiendo del tipo de industria que elijas, asegúrate de estar un paso más adelante de los conocimientos básicos.

  • ¿Tienes lo que un emprendedor debe tener? Hablamos de perseverancia, fuertes deseos de tomar la iniciativa, confianza en ti mismo, ganas de lograr objetivos y capacidad de liderazgo (La meta es que, un día, tu negocio crezca).

  • ¿Tienes buenas habilidades de comunicación? Manejar un negocio implica también saber crear una buena red de contactos, negociar y administrar.

  • ¿Estás preparado para el fracaso? Por mucho que crucemos los dedos por ti, es importante que te prepares para ello.

02. Escribe un plan de negocios


Incluso si planeas abrir una pequeña guardería para perros en el patio trasero de tu casa, es recomendable escribir un plan de negocios. Esto te ayudará a organizar todas las ideas que tengas en mente y a establecer una hoja de ruta para el futuro de tu emprendimiento.

No te detengas a pensar si de veras necesitas escribir uno y empieza a pensar cómo lo vas a escribir. Hay muchos ejemplos y plantillas online que te pueden inspirar, pero ten en cuenta estos elementos esenciales:

  • Análisis de la industria: ¿Qué tan grande es el mercado que te interesa y cómo se espera que vaya a cambiar? ¿Quiénes son tus competidores y cuáles son sus fortalezas y debilidades principales?

  • Análisis del cliente: ¿Quién es tu público objetivo?

  • Plan operacional: ¿Cuál es tu plan de acción? ¿Tienes una línea de tiempo clara? ¿Cuál es el impacto que deseas tener? Piensa en términos de años y trimestres.

  • Proyecciones financieras: ¿Cuánto necesitarás invertir al principio? ¿Cuánto tiempo podría pasar hasta que comiences a obtener ganancias? ¿Necesitas inversores?

03. Crea una identidad de marca fuerte


Cuando estés creando tu marca piensa más en frases como “Amor a primera vista” y menos en “No juzgues un libro por su portada”. Tal como dijimos antes, el mercado está lleno de compañías y servicios. Por eso mismo debes asegurarte de destacar a primera vista. Antes de desempolvar tu caja de lápices de colores, vuelve a tu plan de negocios y analiza tu público objetivo. Debes familiarizarte con su edad, ubicación y situación económica ya que estos factores te ayudarán a identificar cuál es la mejor manera de abordarlos, tanto en términos de contenido como de lenguaje visual.

Cuando crees tu identidad, planifica lo siguiente:

  • Logotipo – asegúrate de que sea sólido y claro. En los inicios de tu negocio puedes tratar de diseñar tu propio logotipo para ahorrar costos.

  • Color – Elige colores aptos para tu mercado y con los que tu público pueda identificarse y relacionarse fácilmente.

  • Tipografía – Elige una fuente clara para que las personas puedan leer bien todo tu contenido. Una fuente simple y elegante hace que tu marca sea inolvidable.

  • Voz – todos tus mensajes deben tener una voz única y coherente, adaptada a la audiencia a la que te diriges.

  • Eslogan – es el momento de pensar en una frase matadora que represente como nadie lo que haces o quieres vender. Así que… “Just Do It”.

04. Completa todo el papeleo burocrático


Es muy importante que cumplas con todos los trámites legales y formales antes de lanzar tu negocio. Esto puede sonar intimidante y puede que pienses que necesitas un profesional para ayudarte a registrar tu negocio. Pero… ¡Sorpresa! (bueno, en realidad no, porque ya lo mencionamos al principio de este artículo) Vivimos en un mundo digital, lo que significa que cuentas con innumerables tutoriales para cualquier tipo de trámites (permisos, licencias u otros procesos burocráticos) que puedas necesitar. Por último, pero no menos importante, piensa en un n