top of page

¿Diseño web o desarrollo web?


UX experience

Bien vale la pena poner orden a estas ideas para que al momento de contratar a alguien para nuestro proyecto podamos saber qué pedir. Muchas veces nos encontramos en la disyuntiva entre hablar de diseño web o desarrollo web o de ambas… ¿por qué esta ida y vuelta entre ambos? ¿son lo mismo? ¿Cuándo hablamos de uno estamos hablando del otro?


Nuestro primer desafío es aclarar la diferencia entre diseño web y desarrollo de páginas web. Ambos están estrechamente relacionados y, a menudo (erróneamente), se usan de manera indistinta:


El diseño web es el arte de planificar y organizar el contenido de un sitio web para su publicación y acceso online. Aquí entra en juego el tipo de página a seleccionar según el caso y la experiencia del usuario (UX) tan escuchada últimamente.

Mientras que el desarrollo de páginas web se refiere a la construcción de la estructura de una página web e implica el conocimiento de sistemas de codificación que garanticen el correcto funcionamiento de la página web.



Diseño de sitios web y su alcance


Las personas recurren al diseño web por varias razones y, según sus objetivos finales da como resultado distintas tipologías web, como:

· Un sitio web con un portafolio digital

· Una tienda online para vender productos

· Una web comercial para administrar y hacer crecer una empresa

· Un blog para compartir conocimientos con otras personas de ideas afines

· Una web de restaurantes para posibilitar pedidos, reservas y pagos online

· Una web para agendar citas con nuevos clientes



Planificar el diseño de tu sitio web es como establecer tus bases, puesto que determinará la disposición y secuencia de los elementos visuales en cada página de tu sitio web. Este paso es crítico en el diseño web y juega un papel en la apariencia visual de un sitio, el nivel de usabilidad y la amplificación de su mensaje.


El mejor diseño para tu sitio web se puede determinar mediante una variedad de factores: los objetivos de tu sitio web, el mensaje que deseas transmitir a los espectadores y el tipo de contenido que incluirá.



Velocidad


La velocidad mide la rapidez con la que tu sitio web se carga por completo después de que un visitante ingresa. A nadie, especialmente en nuestra generación acelerada, le gusta un sitio web lento. Tiene que funcionar a gran velocidad. De hecho, los estudios muestran un aumento del 38 % en el índice de rebote cuando el tiempo de carga de una página web supera los 3 segundos. No importa qué tan bonito sea el diseño web, no tiene nada que hacer si no ofrece a los visitantes una experiencia de navegación más fluida.

Muchos factores pueden afectar el tiempo de carga de una página; algunos están relacionados con el propio dispositivo del visitante o la conexión a internet, mientras que otros pueden ser específicos del sitio web. En la actualidad, existen prácticas y herramientas probadas que verifican la auditoría del rendimiento de tu página web y la mejora en la velocidad de carga.



SEO

SEO, u optimización para motores de búsqueda, es el proceso de optimizar un sitio web para que se posicione bien en los motores de búsqueda. Dado que juega un papel importante en el éxito de tu sitio web, creemos que merece un espacio entre los elementos funcionales. Cuantas más personas puedan encontrar tu página web en Google, más visitantes tendrás.


Aunque el SEO es una tarea continua, hay pasos que puedes seguir para ayudar al rendimiento de tu sitio web desde el principio. Dicho de una manera sencilla, si queremos tráfico y clientes debe existir compatibilidad entre diseño web y SEO. Ambos tienen como objetivo mejorar la visibilidad de los sitios web y, por tanto, deberían trabajarse como una estrategia conjunta.

También hay una serie de prácticas comunes de SEO que puedes llevar a cabo antes de publicar: incluir títulos en tu contenido, agregar texto alternativo a las imágenes, usar meta descripciones en páginas relevantes y elegir un nombre de dominio que represente tu marca o negocio.


Si queremos que nuestros potenciales clientes nos encuentren deberemos ponernos en manos de un diseñador y un consultor SEO, que sepa diseñar una página web adaptada y optimizada para ello.




UX


Desde la explosión del uso de ordenadores en la década de 1980, la industria de la tecnología ha estado explorando constantemente cómo los seres humanos pueden interactuar mejor con la tecnología. Esta es la práctica de UX, o experiencia del usuario, y cuando se aplica correctamente al diseño web, puede tener un gran impacto en la navegación del usuario.


El término UX a menudo se usa indistintamente como el diseño de "interfaz de usuario" o "usabilidad", que en realidad son parte de la visión más amplia que ocupa el UX. Si bien los diseñadores de UX se preocupan por estos aspectos de un producto, también están involucrados en mirar el panorama general, encontrar formas de perfeccionar y desarrollar los productos, la marca, el diseño, la usabilidad y la función.

El proceso de diseño de UX está destinado a garantizar que un sitio web abarque interacciones, contenido, productos y servicios de alta calidad, al mejorar estos siete factores:

· Útil

· Utilizable

· Disponible

· Creíble

· Deseable

· Accesible

· Valioso

Diseño adaptable vs. diseño responsivo


Hoy en día, los dispositivos móviles representan más de la mitad del tráfico online, por lo que es fundamental adaptar nuestros sitios web a la pantalla pequeña. Hay dos tipos de estilos que permiten cambiar un diseño web de su versión de escritorio a un dispositivo móvil: diseño adaptativo y diseño responsivo. Conocer la diferencia entre los dos te será útil, especialmente para elegir el creador de sitios web que más te convenga, puesto que la mayoría de las plataformas solo admiten uno de los dos:


El diseño adaptativo implica la creación de diferentes versiones del mismo sitio web, donde cada una puede adaptarse a un tamaño de pantalla o ancho de navegador diferente. Por ejemplo, con Wix, nuestros usuarios pueden organizar el diseño para la versión de escritorio de su sitio web y se les proporcionará una adaptación del sitio web móvil que se puede personalizar.

El diseño responsivo implica la creación de sitios web con una cuadrícula flexible. Esto crea una apariencia dinámica, dependiendo del tamaño de la pantalla y la orientación del dispositivo utilizado para verla.



Mantenimiento del sitio web


La industria del diseño web está en constante movimiento y va agregando nuevas funciones, herramientas y soluciones. La desventaja de este mundo en rápida evolución es que requiere que tanto tú como tu sitio web estéis constantemente actualizados.


Una vez que hayas completado tu primer diseño, tendrás que ir actualizando periódicamente tu sitio web para asegurarte de que el contenido sea relevante y de que el diseño no se quede obsoleto. Si bien parece inútil, cualquier elemento desactualizado en tu sitio web puede afectar negativamente a las interacciones de tus visitantes, lo que resulta en una disminución del rendimiento general y las ventas.


Visita tu sitio web al menos una vez al mes para comprobar que no haya errores, que todo funcione correctamente y que tu información esté actualizada. Al considerar un rediseño, piensa en los cambios que puedes realizar para mantener la relevancia de tu diseño web, mejorar su facilidad de uso o amplificar su rendimiento. Esto podría significar agregar contenido visual nuevo, una página adicional, una nota, trabajar en SEO o realizar una revisión sobre accesibilidad.



No hay una segunda oportunidad para una primera impresión


Estamos seguros de que no quieres dar una mala imagen, sino que buscas impactar, cautivar y dar la mejor impresión de ti, es por eso por lo que las primeras impresiones son de gran importancia.




bottom of page